Monos, la guerra transformada en espectáculo

Monos, la guerra transformada en espectáculo

Alejandro Landes, director de cine colombo-ecuatoriano nacido en Brasil actualmente recibe elogios, que desde Houscript consideramos críticas, con frases como: – “Monos no parece una película colombiana”, dicha frase solo es el sinónimo que la industria cinematográfica en Colombia continúa creciendo de manera desenfrenada. Una obra donde la guerra es la trama central del guión.

Si aún no han tenido la oportunidad de apreciar cine colombiano, por prejuicios, pereza u otras razones comunes, el recomendado de Houscript de esta semana es ir a ver ‘Monos’, para que inicien con el pie derecho y le crean al talento nacional. Es sin duda, una de las mejores producciones colombianas que se haya visto en la gran pantalla. La dedicación, esfuerzo y amor que invirtieron en el filme se siente desde el primer segundo. Además, al verla ingresarán a una experiencia diferente que no se suele ofrecer en la cartelera común. A lo largo de 1h y 45min, duración que la hace concisa y precisa, participarán en un camino repleto de sensaciones y emociones que impactan en el corazón.

En monos el artificio es un distractor que consigue distanciar al espectador de las experiencias de los personajes donde la guerra se transforma en espectáculo. El potencial de esta gran película no es únicamente el técnico y el emocional, sino que propicia el encuentro con una construcción particular del discurso, donde se iluminan matices desconocidos de lo humano y se revelan las propias contradicciones de los personajes. Es claramente un guión distinto, muy distinto, a lo que veníamos viendo de las producciones locales.

La película es muy sonora y se nota la gran calidad que tiene Mica Levi como compositora, quien estuvo nominada a un Óscar por Jackie en año 2016. Por un lado, la banda sonora es excelente y le agrega muchísima dinámica a la película, además de intensificar las experiencias y sucesos que pasaban durante la narrativa. Por otro lado, el sonido de la naturaleza es tan inmersivo que la sala de cine fácilmente transporta a la audiencia al ambiente del filme. Simplemente fantástico.

En términos de talento a la hora de actuar, todos tienen un desempeño bastante bueno y demuestran lo explosiva/impulsiva que puede ser la adolescencia. La fotografía, ni hablar…es sencillamente ESPECTACULAR. En el primer acto hay algunos planos de una naturaleza plagada de nubes en el horizonte que marca y da una idea inicial de la alta calidad que se va a mantener en todo ‘Monos’.

No dejen pasar esta oportunidad de verla en cine, tanto lo visual como lo auditivo tiene que sentirse a gran escala. Lo que quizás no se pueda sacar todo el jugo en una pantalla de computador o televisor convencional. ¡Corran a verla! Es una película que no se olvida y se quedará en su memoria de amor por el cine. Por último, la recordación que genera en el espectador con El Señor de las Moscas, o al menos para los que conocen la historia, es una herramienta muy fina para hacer referencia al caos que se transmite a lo largo del filme.

Autor: Juan Manuel Gacha

Disfruta nuestro contenido en redes sociales

Tags:

Deja una respuesta