Todo gracias a Harry Potter

Harry Potter, nos llevó a su mundo mágico, compartimos con él las más grandes aventuras y nos permitió reflexionar sobre muchos temas entre ellos la lucha infinita entre el bien y el mal. Pero no es lo único que debemos agradecerle, la verdad es que el éxito de sus historias trascendió a la vida real y financieramente salvó a más de uno en la industria del entretenimiento y la literatura.

Para empezar, por supuesto, está la increíble historia de superación de su autora, J.K Rowling quien, cuando empezó a escribir el primer libro, se encontraba en una situación económica muy difícil, viviendo de la ayuda social del gobierno, pero después del nacimiento de Harry Potter, su fortuna alcanzó los 576 millones de libras esterlinas, según la revista Forbes.

Al mejor estilo del mundo mágico de donde vino Potter, todo lo que tenga su nombre se vuelve oro. Así lo interpretaron todas las empresas relacionadas con el mundo del entretenimiento y empezaron a crear una industria muy rentable.

Por ejemplo Universal Orlando Resort, recreó en un parque de atracciones “El Mundo de Harry Potter” (The Wizarding World of Harry Potter), que fue inaugurado en el año 2015 y aunque tuvo una inversión entre 235 a 265 millones de dólares ha recaudado a la fecha más de U$1.800 millones de dólares, dando utilidades 600 veces más de su inversión. Y así ha sucedido, con videojuegos, juegos de mesa, obras de teatro y todo el merchandaising impensable.

Pero la más linda historia y para mí la más relevante, es cómo Potter logró salvar de la quiebra a la librería histórica “Lello de Porto”, lugar donde J.K. Rowling se inspiró a escribir.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Federica (@tutto_e_niente) on


Estaba a punto de cerrar. A pesar de tener más de 60.000 libros originales y contar con un sitio maravilloso y privilegiado en el corazón de Portugal, no le alcanzaba la fama para solventar las deudas de manutención. Decidió entonces, cobrar la entrada a los fanáticos de Harry Potter que querían conocer cada detalle del lugar que fue llevado a las grandes pantallas. Con más de 4.000 visitantes al año, a 5 euros por persona empezaron a salir a flote.

Superada la crisis financiera, “Lello & Irmao”, templo de la literatura, tenía un reto más grande y era incentivar la lectura, así que cambiaron la estrategia. Incluyeron un descuento en el valor de la entrada a quien comprara un libro durante la visita. Pues como por arte de magia, desde hace 4 años sus ventas se triplicaron y han llegado a vender hasta 1.200 libros por día.

Lo que J.K. Rowling nunca imaginó además del éxito de sus libros, es que existieran más personas además de ella, dijeran “Gracias Harry Potter”.

Autor: Bibiana Rosero

Disfruta nuestros contenidos en redes sociales

Tags:

Deja una respuesta